Tu momento ha llegado, ya sabes que vas a emprender un negocio. Entre todo ese maremágnum de trámites y preguntas surge una con mucha fuerza. ¿Comprar una sociedad constituida o crearla desde cero?

No podemos elegir por ti, pero sí ayudarte a que estés lo más informado posible. Vamos a agarrar el toro por los cuernos y analizar los pros y contras de las dos opciones.

Comprar una sociedad constituida

Ventajas

La primera situación ventajosa que nos vamos a encontrar es que al comprar una sociedad constituida no vamos a tener que desembolsar el capital de esa sociedad.

Como ya hemos comentado, al arrancar un negocio hay infinidad de trámites. Este hecho nos lleva a la siguiente ventaja. Si se compra una sociedad no se tienen que hacer los típicos trámites de creación de sociedades. También nos ahorraremos los gastos de arranque.

La siguiente ventaja es que el hecho de comprar una sociedad es un proceso totalmente confidencial. Al comprar sociedades limitadas, los socios nuevos no tienen que inscribirse en ningún registro. Por lo tanto, se mantiene tu confidencialidad frente a otras empresas o personas.

Los años que lleve la sociedad constituida a sus espaldas pueden ser un buen respaldo en negociaciones. En ocasiones, los años son un aval para según qué clientes.

Comprar una sociedad hace que el proceso, en general, sea más rápido y nos podamos centrar en nuestro negocio y en generar ingresos desde el principio .

Desventajas

Aunque comprar una sociedad establecida haga que nos ahorremos tramites y gastos iniciales, el coste de su compra siempre va a ser algo superior al de crear una desde cero.

Si la sociedad comprada no es nueva y tiene un modelo de negocio y un producto muy marcados, va a ser difícil cambiarlos.

Crear una empresa de cero

Ventajas

La principal ventaja de crear un negocio desde cero es la independencia y autonomía que genera. Nosotros somos los que vamos a marcar una hoja de ruta y seguirla con los plazos que decidamos.

Seguro que has oído la expresión «un hombre hecho a sí mismo» alguna vez. El hecho de crear una empresa desde cero y ver cómo llega a altas cotas está muy bien visto. El hecho de levantar ese negocio de la nada aporta reconocimiento, cosa que en algunos círculos es una ventaja.

Los trámites de la compra de una sociedad establecida son menos farragosos pero suficientemente caros como para afirmar que es más económico arrancar desde cero.

Desventajas

Todos los socios que creen la empresa deben registrarse en el registro mercantil, por lo que serán visibles para otras empresas.

El hecho de arrancar un negocio desde cero requiere mucho trabajo y dedicación. Además, se deben tener en cuenta muchos aspectos internos y externos que pueden afectar a nuestros resultados. Esto genera incertidumbre, ya que el máximo responsable de la viabilidad de la empresa serás tú, y las decisiones que tomes.

Hagas lo que hagas ponte en contacto con asesores profesionales para que tu negocio sea un éxito.

Menú
Call Now Button